A pesar de que el poliuretano es un material muy presente en la vida cotidiana en diversas formas y tener el reconocimiento de la mayoría de los profesionales de la construcción como producto aislante de altas prestaciones, hoy en día todavía se encuentran algunos comentarios sin justificación ni base documental, que generan confusión entre algunos profesionales del sector, en este caso relativos a la salud.

El mito…
“Me han dicho que el poliuretano produce emisiones toxicas y no es bueno para la salud”
…y la realidad

El poliuretano es un material inerte e inocuo para la salud de los seres humanos
Los aislamientos tienen un impacto despreciable en la calidad del aire interior de los edificios
El poliuretano es totalmente adecuado para el uso en interiores de edificios
El poliuretano no emite MDI (isocianato) ni es origen de emisiones microbianas
La aplicación de poliuretano proyectado requiere medidas de seguridad y salud para el aplicador profesional. Esta aplicación sólo debe ser ejecutada por profesionales cualificados.
El poliuretano no tiene riesgo de producir cáncer
El poliuretano forma parte de nuestra vida en cientos de aplicaciones de uso cotidiano

El poliuretano es un material inerte e inocuo para la salud de los seres humanos.
Una vez se ha producido la reacción química de sus componentes el resultado es un polímero estable a lo largo de su vida útil e inocuo para el ser humano.

Los aislamientos tienen un impacto despreciable en la calidad del aire interior de edificios
Los edificios, donde pasamos la mayor parte de nuestra vida, deben ser saludables. Conviene evaluar la calidad del aire interior y las posibles emisiones para saber si se encuentran por debajo de un umbral tóxico o dañino para el ser humano. Los productos de revestimientos de paredes y techos, el mobiliario y los productos de limpieza son los principales a evaluar. Los aislamientos, al no estar expuestos al ambiente interior quedan en un segundo plano, su impacto en la calidad del aire interior de los edificios es despreciable.

El poliuretano es totalmente adecuado para el uso en interiores de edificios.
La industria del poliuretano ha publicado los datos de emisiones COV de sus productos, donde se pone de manifiesto que el aislamiento de poliuretano tiene unos niveles de emisiones muy bajos y los productos de poliuretano son totalmente adecuados para el uso en interiores de edificios.